10 de Mayo de 2016
El tipo de chocolate que comes influye en las bacterias de tu intestino
La población de bacterias que vive en tu intestino es única y diferente de la de otras personas. Dos nuevos estudios han analizado los factores que causan las variaciones entre individuos.
El tipo de chocolate que comes influye en las bacterias de tu intestino


La población de bacterias que vive en tu intestino es única y diferente de la de otras personas. Dos nuevos estudios han analizado los factores que causan las variaciones entre individuos.




Si pensabas que comer el tipo de chocolate que más te gusta sólo influye en el placer que sientes al saborearlo, un nuevo estudio publicado en ‘Science’ sugiere que estás equivocado. Sus autores, un equipo de científicos belgas, han descubierto que tus preferencias a la hora de elegir el dulce también afectan a las bacterias de tu intestino.

La población de microorganismos que viven en esta parte del sistema digestivo, conocida como microbioma, es única para cada persona. Aunque se sabe que ciertos factores como la dieta o los medicamentos influyen en su diversidad, los expertos no conocen aún todos los elementos que causan la abundancia o ausencia de ciertas especies de bacterias.

Para encontrar nuevas claves, estos investigadores han estudiado el microbioma de 1.106 belgas y analizado su relación con más de un centenar de factores entre los que incluyeron la edad, el peso, la altura, las horas de sueño, el historial médico, las alergias, el tabaquismo y una lista extensa de alimentos.

Uno de los productos era el chocolate, para el que hallaron una relación que no han podido explicar: ciertas especies de bacterias del género ‘Lachnospiraceae’ –algunas de las cuales pueden causar obesidad o proteger del cáncer de colon− eran más abundantes en el intestino de aquellas personas que comían más chocolate negro.

Junto con otro reciente trabajo, también publicado en ‘Science’, en el que han participado más de un millar de holandeses, el estudio ha sido uno de los más exhaustivos en la materia. Mientras que los resultados del estudio holandés pudieron explicar el 19% de las variaciones en el microbioma de los participantes, los del belga resolvieron el 8% de las diferencias.

Ambos han detectado -además- más de una docena de factores que influyen en la composición de la población bacteriana del intestino, desde la complexión física y edad de los individuos, hasta el consumo de distintos alimentos, antibióticos o antihistamínicos.


Fuente: cienciaexplora.com