17 de Abril de 2009
Chocolate: un afrodisíaco natural
Según investigadores italianos, las mujeres que comen chocolate regularmente tienen una mejor vida sexual que aquellas que se niegan a probarlo

Desde hace mucho tiempo, las mujeres han comparado el chocolate con el sexo. De muchas encuestas hechas en nuestro país, por ejemplo, el chocolate obtuvo el 69% de los votos y lo comparan sólo con el sexo. El 80% de las mujeres aseguró que “es una tentación difícil de resistir y como una caricia”. Las brasileñas, por su parte, consideran al chocolate el afrodisíaco natural y comerlo provoca tanto placer como tener sexo.



Sin embargo, esta comparación no sólo ha sido tema de discusión entre mujeres o protagonista de múltiples encuestas, sino que especialistas en el tema han descubierto una conexión científica entre ambos.



Según investigadores italianos, las mujeres que comen chocolate regularmente tienen una mejor vida sexual que aquellas que se niegan a probarlo. De acuerdo con las pruebas, aquellas que habían consumido una pequeña golosina con chocolate eran las que tenían los niveles más altos de deseo, excitación y satisfacción sexual.

Los médicos del hospital San Rafael, en Milán, consultaron a 163 mujeres sobre su consumo de chocolate así como también sobre su experiencia en el desempeño sexual. El estudio, presentado en la Sociedad Europea de Medicina Sexual en Londres, aportó que “las mujeres que consumen una ingesta diaria de chocolate muestran niveles más altos de deseo que las mujeres que no tienen este hábito. Es decir, el chocolate puede tener un impacto psicológico positivo en la sexualidad femenina”.

El Dr. Andrea Salonia, autor del estudio (hecho con fondos del presupuesto universitario para investigación y no financiando por la industria del chocolate), expresó que las mujeres con un bajo libido podían incluso volverse “más amorosas” después de comerse un chocolate y que el mismo podría ser particularmente medicinal para las mujeres que rechazan tener sexo a causa de la tensión premenstrual.

“El chocolate no es un dulce, es más bien como una droga. Las mujeres que sufren cambios de humor, como resultado del ciclo menstrual, pueden sufrir luego bajas en su rendimiento sexual. Por eso creo que comer chocolate puede mejorar esta función”, manifestó Salonia.

La investigación se centró en los hábitos cotidianos que afectan la vida sexual de las mujeres. También apuntó al cigarrillo y al consumo de café pero no encontró vínculos con el disfrute sexual. Aunque algunos pueden llegar a discutir, las mujeres que comen chocolate están sencillamente más compenetradas a nivel sexual.

Y… ¿a vos qué te parece? ¿Solés comer chocolate? Si no lo hacés, podés hacer la prueba y después contarnos si estos estudios italianos están o no en lo cierto…