17 de Mayo de 2016
Brownie de Oreo ¿Cómo prepararlo?
Esta semana vamos a darnos un capricho!! Chocolateado, crujiente y delicioso, un fantástico brownie de galletas oreo, muy fácil de preparar, rápido de preparar y tan rico, que vas a tener que repetirlo en más de una ocasión. El aroma que desprendía era taaaan apetecible, que nadie pudo evitar acercarse corriendo oler que era eso tan rico que acababa de salir del horno.

Brownie de Oreo ¿Cómo prepararlo?

Esta semana vamos a darnos un capricho!! Chocolateado, crujiente y delicioso, un fantástico brownie de galletas oreo, muy fácil de preparar, rápido de preparar y tan rico, que vas a tener que repetirlo en más de una ocasión. El aroma que desprendía era taaaan apetecible, que nadie pudo evitar acercarse corriendo oler que era eso tan rico que acababa de salir del horno.



INGREDIENTES

120 gr. de galletas oreo.
1 Cucharada de cacao en polvo sin azúcar.
2 Cucharadas soperas de harina todo uso.
165 gr. de azúcar morena.
160 gr. de mantequilla.
200 gr. de chocolate negro para repostería.
3 Huevos.
2 Claras de huevo.
1 Cucharadita de vainilla en pasta.

Precalentamos el horno a 180ºC. Preparamos un molde para horno con spray desmoldante o forrando con papel de hornear.

Ponemos una sartén al fuego con la mantequilla y el chocolate, removiendo hasta que se fundan por completo. En un bol grande batimos los huevos con las claras y la vainilla en pasta.

Incorporamos la azúcar morena en dos veces, sin dejar de batir. Poco a poco vamos añadiendo la mezcla de chocolate y mantequilla, sin dejar de remover. Una vez integrado, añadimos la harina y la cucharada de cacao en polvo, removiendo bien.



Trocemos vastamente las galletas y añadimos la mitad a la masa y removemos para que se integren por todo. Vertimos la masa en el molde y esparcimos por encima el resto de galletas. Horneamos entre 25 y 30 min. o hasta que al pinchar con un palito metálico, este saque consigo una pequeña miga.

Como les decía es muy sencillo, y el toque que le aporta la galleta oreo es increíble, ya que le da a la textura húmeda del brownie un toque crujiente que lo hace aún más irresistible.

Para servirlo, lo ideal es que esté templado, con lo que puedes calcular el tiempo de horneado sobre una hora antes de tomar. Si lo acompañas de una bola de helado de vainilla o crema, mejor que mejor, le va de maravilla, si tienes invitados o una fiesta, sin duda que van a querer repetir, así que te aviso con antelación, prepara dos, que va a volar de la mesa.

Una receta estupenda para los amantes de los dulces y del chocolate en especial, ideal para todos aquellos que no tienen mucha mano con los dulces, ya que es tan sencillo de preparar que no habrán manos torpes que se le resistan, y si uno es un pastelero experimentado y diestro, mejor que mejor, un dulce sencillo siempre apetece.



Fuente:Informe21.com